Incontinencia urinaria en perros viejos

El paso de los años afecta a todo el mundo y también a tu mascota. La incontinencia urinaria en perros viejos no es algo extraño. Por eso es importante saber cómo cuidar de la mejor manera a tu perro mayor.

Muchas personas no saben que los perros necesitan cuidados especiales cuando son mayores. A partir de los diez años, las mascotas suelen considerarse perros mayores. Esto se hace evidente si, por ejemplo, nuestra mascota es grande como el Mastín Tibetano. Es entonces cuando los perros necesitan más tu afecto y comprensión.

¿A qué edad se hace viejo un perro?

Ya hemos hablado de esto antes y mucha gente tiende a confundirse porque no sabe a qué edad un perro se hace viejo. La verdad es que depende de la raza y del tamaño del perro.

Sin embargo, la mayoría de las veces se considera que los perros son viejos cuando tienen más de diez años. Las razas más pequeñas, y esto es importante tenerlo en cuenta, suelen vivir más tiempo.

Cuando llegan a esta etapa de la vida, los perros mayores tienden a mostrar algunos cambios de comportamiento: duermen más de lo habitual, por ejemplo, y empiezan a enfermar porque su sistema inmunitario ya no está en su mejor momento.

Tu trabajo consiste en asegurarte de que reciben todos los cuidados que necesitan para seguir siendo felices y queridos. Por ejemplo, sus articulaciones empiezan a sufrir. Para ello tenemos algunas sugerencias: sugerimos darle un protector, proporcionarle un colchón suave y una manta adecuada. Esto le facilitará el descanso.

Incontinencia urinaria en perros de edad avanzada

Incontinencia urinaria en perros viejosLa incontinencia urinaria es una de las situaciones más comunes que pueden darse si se tiene un perro mayor. Suele producirse porque la vejiga de su mascota ha sido maltratada durante muchos años y ya no puede contraerse lo suficiente para retener toda la orina.

La incontinencia urinaria en los perros mayores se observa principalmente en los perros grandes, que pueden llegar a orinar grandes cantidades de orina y al mismo tiempo muy poco. Pero no te preocupes, esto puede resolverse con un tratamiento.

Lo primero que hay que hacer es identificar los síntomas de esta enfermedad. Una de las más comunes es el enrojecimiento de la zona íntima y puedes notar que tu perro se lame en exceso, lo que es una clara señal de malestar.

Nuestro consejo para los perros mayores con incontinencia es llevarlos al veterinario al primer signo de incontinencia urinaria en perros viejos. El veterinario elaborará el historial médico de su perro, realizará un examen físico y análisis de sangre para descartar una infección. Si es necesario, se ordenarán pruebas para investigar el problema.

Para hacer más llevadera la situación en casa, puedes utilizar pastillas para perros con incontinencia urinaria o que se les escapa el pipí.

Vitaminas para perros mayores con incontinencia urinaria

Lo ideal es alimentar a tu cachorro con un buen alimento para adultos que le proporcione todos los nutrientes que necesita a lo largo de su vida. Pero una vez que haya establecido la edad de tu perro mayor y algunas de las afecciones que pueden acompañarlo, deberás pensar en uno de los grandes aliados actuales: las vitaminas.

Para dárselas a tu mascota, tendrás que tener en cuenta cómo se ha alimentado a lo largo de su vida, si ha recibido suficientes nutrientes, lo que significa que no necesita tantos como podría pensar. Comienza a alimentarlos cuando notes un cambio en la salud de tu perro.

A medida que envejecen, puede que les cueste caminar, que pierdan el apetito y que no se sientan bien, por lo que tendrás que darles vitaminas para ayudarles a recuperarse. En este caso, sin embargo, ye recomendamos que acudas a un especialista que te asesore sobre qué hacer y cómo tratar mejor a tu perro anciano con incontinencia urinaria.

¿Has aprendido más cosas sobre la incontinencia urinaria en perros viejos?

Si necesitas más información del Mastín Tibetano, echa un vistazo:
Compártelo en las redes socialesShare on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario