Cuidados del Mastín Tibetano

Las principales dificultades en los cuidados del Mastín Tibetano están asociadas con su gran tamaño y su exuberante pelaje. Por lo demás, no es un perro que exija un cuidado especial al de cualquier otra raza de similares características.

¿Cuándo sacar a pasear el Mastín Tibetano?

Por supuesto, este no es el tipo de perro que pueda vivir en un apartamento o piso pequeño, pero si aún así decides dar ese paso, intenta salir a caminar mucho con tu mascota gigante.

Sin embargo, estos perros serán mucho más felices viviendo en un patio, una huerta o una finca. Además, lo único que necesitan es un toldo del sol y la lluvia, y no necesitan para nada una caseta aislada, porque en su tierra natal se lo pasan en grande en la nieve.

No quiere decir que los mastines tibetanos sean hiperactivos, ya que durante el día generalmente prefieren echar la siesta, pero necesitan impregnarse de situaciones nuevas para adaptarse a su intelecto altamente desarrollado.

Cuidados del Mastín Tibetano cepillado de pelo

¿Cuándo cepillar el pelo del Mastín Tibetano?

Prepárate para el hecho de que durante todo el año, especialmente en primavera y verano, tengas que recoger jirones de pelo por todo la casa. Para minimizar este hecho, el mastín tendrá que ser peinado casi todos los días, prestando especial atención a su lujosa melena de león en el cuello.

El magnífico y grueso pelo del Mastín Tibetano es bastante fácil cuidarlo. En primer lugar, el pelaje de estos perros no huele, por lo que no es necesario bañarse regularmente. De hecho, uno de los grandes beneficios del Mastín Tibetano es la ausencia total del característico olor canino. Esta raza puede recomendarse incluso para personas propensas a las alergias a los perros.

En segundo lugar, la muda con pérdida de la capa interna se produce una vez al año, en primavera. Un buen peinado es suficiente para que un mastín lo tire.

Cuidados del Mastín Tibetano

¿Qué otros cuidados del Mastín Tibetano debes valorar?

Para los correctos cuidados del Mastín Tibetano no es necesario el baño del animal demasiado a menudo, Incluso hacerlo una vez cada tres meses puede ser suficiente. El champú seco también es aplicable si lo consideras más cómodo.

Las pezuñas. Si ves que crecen demasiado y que no se liman con los paseos del animal, será necesario cortarlas con un cortaúñas para perros grandes. Mientras que las irregularidades que puedan quedarse deben igual con una lima duda.

A menudo, el cabello entre los dedos de un tibetano se enreda, por lo que se corta una vez al mes. 

Las orejas de mastín necesitan el mismo cuidado. A medida que el oído se ensucia, se puede limpiar con un hisopo de algodón empapado en caldo de manzanilla.

Cuidando al Mastín Tibetano

La salud bucal de la mascota está totalmente en manos del dueño. Se recomienda cepillarle los dientes a tu mascota dos veces al mes. Aunque es algo desagradable para el perro, es un procedimiento importante se lleva a cabo con la ayuda de un cepillo de dientes, así como con una pasta de dientes especial. 

Además, puedes liberar al Mastín Tibetano de manipulaciones desagradables introduciendo dulces especiales en la dieta, desarrollados por especialistas para prevenir la aparición de placa de sarro en los dientes.

Mi Mastín Tibetano es el más bello

Los mastines tibetanos que participan en exposiciones deben visitar a un peluquero de perros una vez cada mes y medio o cada dos meses. Se recomienda que los perros de raza o mascota acudan a un especialista al menos una vez cada seis meses. El aseo incluye un conjunto de los siguientes servicios: corte de pelo, cepillado de dientes y orejas, corte de garras, peinado… El resto del cuidado y mantenimiento del Mastín Tibetano recae íntegramente sobre los hombros del propietario.

Infórmate de cuál es la mejor alimentación que puedes ofrecer si quieres que los cuidados del Mastín Tibetano sean de lo más beneficioso para el animal.

Si necesitas más información del Mastín Tibetano, echa un vistazo: