Qué son los collares de perros tibetanos

Una de las tradiciones tibetanas, que ha llamado la atención de los occidentales, es el uso de esos voluminosos collares de perros tibetanos. Estos se pueden observar en muchas fotos que se han tomado en las tierras nativas del mastín tibetano.

Estos collares de perro se llaman en idioma tibetano kekhor o ske’kor (el segundo nombre es la unión entre las palabras “ske” que significa cuello y “kor”, que significa círculo). Están hechos de lana de fibra de Yak teñida, que se produce a partir del pelo de los Yaks. Generalmente son de color rojo, pero también hay cuellos que aparecen en amarillo, negro, colores mezclados y algunos tipos antiguos muestran vértebras de Yak que los refuerzan.

Su función es tanto protectora como estética o esotérica. Los colores utilizados en los collares de perros tibetanos tienen una importancia notable en la cultura local, y el movimiento del pelaje cuando el perro se mueve, hace que su cabeza parezca enmarcada en un círculo de llamas. Este es un efecto muy impresionante para el que tiene la suerte de observar al animal.

El uso de estos collares es típico en toda el área de influencia de la cultura tibetana. De hecho, puedes ver perros con sus kekhors en los grandes frescos del templo Erdene Zuu, a quien Abtai Sain Khan hizo construir en 1585 cerca de las ruinas de la antigua ciudad de Karakorum. Fuera del Tíbet su uso se ha ido perdiendo poco a poco, pero es interesante observar cómo en Mongolia existe una costumbre reciente de hacer que los perros usen unos collares que están claramente inspirados en los tradicionales. Estos collares para perros están fabricados con triángulos de tela roja, pero su función es totalmente estética, ya que no proporcionan ninguna función protectora al cuello del perro.

Diferentes tipos de collares para perros tibetanos

Existen diferentes tipologías de kekhor, mayor o menor, de pelo corto o de pelo largo, grueso o delgado. Su apariencia depende de las tradiciones y de los gustos y costumbres estrictamente locales.

Es interesante observar que los collares de punta de metal similares a los occidentales no son tan comunes. El Dr. Helmut Epstein proporcionó la prueba histórica única cuando observó uno de estos en Mongolia. Los collares de metal para perros, que están realizados con grabados en “V” para levantar las puntas y obtener escamas afiladas, se utilizan ampliamente en Uttarakhand y áreas limítrofes y en el noreste de la India.

Collares similares a los que usan incluso los mastines tibetanos de pelo corto se utilizan para perros de caza (sha-khyi) con el fin de proteger su cuello. Mientras que los collares teñidos en piel o tela de Yak son usados ​​por cualquier tipo de perro, porque son un buen presagio.

Aunque los collares tienen una importancia valiosa en la cultura tibetana, su presencia o ausencia no necesariamente expresa un valor o un nivel de peligro canino, como se ha dicho en algunos cuentos fantásticos escritos en occidente. Ahora bien, ¿ya sabes un poco más de los collares de perros tibetanos?

Deja un comentario