Consejos para elegir un cachorro de Mastín Tibetano

¿Quieres un cachorro de Mastín Tibetano? Si te has planteado tener un animal como el Dogo del Tíbet como mascota, debes saber que la elección es bastante difícil, dado el pequeño número de viveros o criaderos dedicados a la cría de pedigrí. Los clásicos perros tibetanos deben mantenerse en buenas condiciones mientras viven en una perrera: dormir y jugar en habitaciones espaciosas y recibir alimentos de primera calidad después del destete son circunstancias en las que se deben desarrollar los canes durante su estancia.

Se recomienda utilizar el consejo de un criador o cuidador de perros, que generalmente no resulta ser costoso. Un bebé o cachorro de Mastín Tibetano sano es curioso y juguetón. Una apariencia limpia y saludable, sin supuración en la piel, membranas mucosas, pelaje esponjoso pero no arrugado es una buena señal. 

Antes de comprar un Mastín Tibetano, es mejor hablar con los criadores del futuro amigo de cuatro patas para saber si el cachorro será agresivo, cobarde o demasiado gruñón.

Consejos para elegir un cachorro de mastín tibetano

¿Qué saber antes de comprar un cachorro de Mastín Tibetano?

  • Que ha sido debidamente criado para tener buena salud y buen temperamento.
  • Que ha sido bien seleccionado, ya que sus padres fueron elegidos porque no tenían enfermedades genéticas.
  • Que está debidamente socializado. Es muy importante que no sea demasiado miedoso ni tampoco demasiado agresivo.
  • Que haya sido vacunado, que haya estado bien cuidado y que tenga todos los papeles en regla.

Al adoptar un cachorro el criador te deberá entregar un certificado veterinario. En él debes comprobar que el Mastín Tibetano se entrega desparasitado y sano.

Tienes derecho a solicitar siempre el pedigrí, algo básico para comprobar la pureza de la raza del perro. Un animal con pedigrí posee ciertas características propias de su raza que le diferencian del resto.

¿Mastín tibetano macho o hembra?

Por supuesto, esto es una cuestión de gustos, pero el perro y la perra tienen una serie de diferencias significativas.

Los machos son mucho más grandes y poderosos son más independientes. La excitación sexual es muy pronunciada en los machos, son propensos a peleas con posibles rivales y a escapes repentinos cuando huelen calor en una perra. Por lo tanto, los niños mastín tibetano requieren un entrenamiento estricto y una supervisión constante. Especialmente al caminar.

La hembra tiene un suave y más afectuosa carácter. Durante el paseo, la perra debe caminar con una correa. El resto del tiempo no debes preocuparte de que ella se escape a algún lugar porque siempre estará pendiente del dueño. Por su temperamento, las hembras son más adecuadas para familias con niños, ancianos o simplemente personas con un carácter suave y vulnerable.

Si ya tienes tu cachorro…

Los mastines tibetanos atraen la atención con su apariencia. Un perro enorme con una apariencia majestuosa, que es simplemente imposible de que pase desapercibida. Pero detrás de esta magnífica fachada hay una hermosa personalidad que debes cuidar desde el momento en el que adoptas a un bebé de esta especie.

Los dos requisitos principales para tu cachorro de Mastín Tibetano son los siguientes: Un área suficientemente grande para él y largas caminatas. Estás necesidades permanecerán inalterables durante toda su vida.

Si quieres tener un perro totalmente sano, debes planificar con anticipación el tiempo que puedes reservar diariamente para pasear con tu mascota preferida. Es mejor hacer estos paseos con una correa larga. Incluso si el perro tiene buenos modales, las personas que conozcas en un paseo no se darán cuenta y pueden asustarse.

Si vives en una casa de campo…


Si resides en una casa de campo y tienes el deseo de comprar un cachorro de mastín tibetano, tú y tu animal tenéis una ventaja. Pero caminar con un mastín tibetano en su propio territorio no excluye la necesidad de salir a pasear fuera de los límites del sitio.

El mastín tibetano es por naturaleza un perro que no es propenso al movimiento constante. En cierto sentido, el mastín tibetano es bastante vago. Si te adaptas a su estilo de vida no satisfará la necesidad de movimiento del perro, lo que puede afectar negativamente a su forma física.

Además, la presencia constante en el sitio sin paseos regulares al exterior empobrece la vida del Mastín Tibetano, lo que también puede afectar a su estado mental.

Consulta nuestra página para obtener más información sobre el adiestramiento del Mastín Tibetano.

Ya tienes todo un poco más claro. Pues es hora de ir a por tu nuevo amigo peludo y grande de cuatro patas. Tu cachorro de Mastín Tibetano te está esperando.

Si necesitas más información del Mastín Tibetano, echa un vistazo: