10 pros y contras del Mastín Tibetano

Aquí vamos a centrarnos en algunos pros y contras del Mastín Tibetano. Lo primero que debes saber es que los mastines tibetanos existen desde hace miles de años y que fueron domesticados primero en el Tíbet antes de obtener el renombre mundial que tiene hoy en día.

De pie, con una enorme y fluida melena, esta raza de perro es un tenaz perro guardián que protege constantemente a su familia y su territorio ejerciendo una implacable precaución. Sin embargo, si adoptas un Mastín Tibetano, hay ciertas cosas que debes saber sobre él antes de traerlo a casa.

Mastín tibetano

Los pros y contras del Mastín Tibetano

Como adelanto, estos son algunos de los pros y contras del Mastín Tibetano si lo quieres tener en tu hogar y que forme parte de tu familia.

Pros

  • Son excelentes perros guardianes.
  • Son un poco difíciles de entrenar pero mucho más fáciles de entrenar.
  • Son grandes perros de la familia.

Contras

  • Tienen problemas de salud comunes conocidos en las razas grandes.
  • Cuando sienten una amenaza son muy agresivos.
  • Son increíblemente territoriales por naturaleza, actuarán sin ninguna provocación.

Esta antigua raza de Asia Central fue introducida por primera vez en el mundo occidental en 1847 cuando un Mastín Tibetano fue llevado a Inglaterra. Tardó otros 100 años a la raza encontrar su camino a los Estados Unidos. Sigue leyendo para saber más sobre los pros y los contras de lo que distingue a esta raza.

Los pros del Mastín Tibetano

Los Mastínes Tibetanos son buenos perros guardianes

El Mastín Tibetano es un antiguo perro domesticado durante miles de años por muchas razones. Una de las mayores ventajas de tener esta raza de perro cerca es que obtienes su protección incondicional. Puede que no sean los mejores compañeros de juego, como es el caso de un Golden Retriever, pero tienen otros atributos que los hacen una raza de perro muy deseable.

El Mastín Tibetano es un excelente perro guardián. Es mucho más protector que muchos otros perros guardianes y ha sido empleado para vigilar el ganado debido a este rasgo. En el lugar de donde vienen originalmente, en la meseta tibetana, había muchos depredadores del ganado, por lo que fueron utilizados por primera vez allí con tal fin.

En la China continental, los Mastínes Tibetanos son incluso vistos como un símbolo de estatus.

Los Mastínes Tibetanos son buenos con los ancianos

El mastín tibetano es también un perro familiar leal y fiel, además de ser un gran perro guardián. Normalmente se recomiendan para personas mayores debido a sus instintos protectores. Debido a su vigilancia, a los ancianos se les garantiza la mejor protección en compañía de esta raza de perro.

El Mastín Tibetano vigilará y protegerá a tu familia y los salvará de cualquier amenaza si es necesario. Su comportamiento intimidatorio es un disuasivo eficaz para los posibles intrusos. Estos factores los convierten en la mejor opción para los ancianos.

Siendo ellos mismos de una disposición tranquila, estos Mastínes Tibetanos se llevan bien con los ancianos que también tienden a ser más tranquilos.

Los mastines tibetanos son fáciles de educar

Aunque se dice que son difíciles de entrenar, se ha encontrado en muchos otros casos que los Mastínes Tibetanos son fáciles de entrenar. Son una raza inteligente y en su mayoría tienden a ser independientes. Debido a esta naturaleza, entrenarlos se convierte en un trabajo relativamente más fácil.

El Mastín Tibetano requiere un dueño experimentado y asertivo que necesita dedicar algunos días en el período inicial para el entrenamiento. Ya que los Mastínes Tibetanos no confían fácilmente, es importante que primero hagas que confíen en ti para que te escuchen cuando los entrenes.

Sé asertivo en tus órdenes y gestos y mira como el entrenamiento se convierte en un éxito en poco tiempo.

Los Mastínes Tibetanos son grandes e imponentes

Los Mastínes Tibetanos siempre han sido grandes e imponentes. Los hace intimidantes para los forasteros. Esta gran raza de perro antes estaba confinada sólo a la meseta tibetana, pero ahora se ha dispersado por todo el mundo.

Su lealtad incondicional, junto con su temible e intimidante comportamiento, los hace los mejores ángeles guardianes de la familia. A pesar de su tamaño, los Mastínes Tibetanos son los mejores perros de la familia.

Los Mastínes Tibetanos tienen un temperamento fuerte

En el Tíbet, esta raza de perro se divide en dos tipos distintos: el Drog-Khyi, que es la versión nómada, y el Tsang-Khyi, la versión de monasterio. Esta última tiene más arrugas en la cara.

Los cachorros más pesados se clasificaron como Tsang-Khyi y se les asignaron tareas más estacionarias de vigilancia de los monasterios y templos, mientras que los cachorros más ágiles y bien musculados se utilizaron para vigilar los rebaños. Ambos tipos tienen temperamentos muy similares, lo que hace que la raza sea una buena mascota familiar.

Hasta aquí los pros del Mastín Tibetano.

Dieta mastín tibetano

Los contras del Mastín Tibetano

Los Mastínes Tibetanos tienen problemas de salud

Aunque hay muchas ventajas de tener un Mastín Tibetano en casa, hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de traer a casa a este gentil gigante.

El Mastín Tibetano es propenso a ciertas condiciones genéticas como displasia de cadera y enfermedades de los ojos. Por eso los criadores responsables primero prueban a los perros adultos antes de criarlos para evitar transmitir cualquier enfermedad hereditaria a la siguiente generación de Mastín.

Son altamente agresivos

Los mastines tibetanos son muy protectores de su familia adoptiva y muestran agresión animal cuando sienten una amenaza. Algunos Mastines Tibetanos no permiten otro perro del mismo sexo cerca de su propia familia o en el mismo territorio.

Aunque esto puede ser genial cuando están haciendo su papel de perro guardián, la agresión animal a la primera de cambio puede volverse molesta después de un tiempo.

Los mastines tibetanos son ruidosos

Es una raza muy vocal y tiende a expresarse a través de ladridos y aullidos fuertes. A veces, es su forma de comunicarse, pero definitivamente no es la mejor opción si se busca una raza tranquila.

Los mastines tibetanos son conocidos por ladrar fuerte cuando sienten una amenaza, y también en momentos en que están aburridos. Mantenerlos en espacios cerrados a menudo los pone nerviosos y ansiosos, y la única forma que conocen de expresarse es ladrando fuerte.

Son increíblemente territoriales por naturaleza

Como es el caso de la mayoría de los perros, incluso los Mastines Tibetanos son increíblemente territoriales por naturaleza. Son perros guardianes extremadamente protectores y tienden a percibir amenazas y actuar sin ninguna provocación incluso cuando no hay razón para preocuparse, como cuando un huésped vuelve a casa. Esto puede ser un poco agotador para los dueños de los perros.

Debido a su naturaleza territorial, son perros guardianes natos. Además de este rasgo, su imponente presencia física y comportamiento sólo les ayuda a ser temidos tanto por los intrusos como por los visitantes genuinos.

Los Mastines Tibetanos sueltan mucho pelo durante la primavera

Los Mastines Tibetanos mudan su pelo mayormente durante la primavera. Es un período de 2 a 4 semanas cuando se despojan de su abrigo de invierno. Notarás que la cantidad es excepcionalmente alta durante este tiempo, ya que tienen gruesos pelos de los que se están deshaciendo… Ahora, solo queda hacer balance sobre los pros y contras del Mastín Tibetano.

Conclusión sobre los pros y contras del Mastín Tibetano

Mientras que este amigo no juguetee contigo en el patio, se tomará su trabajo de ser guardianes de tu casa extremadamente en serio. Como guardianes del ganado y de su propia familia, muestran un rasgo de feroz posesividad y tienen una increíble percepción de la amenaza.

En otras palabras, estos perros de fuerte voluntad y autosuficiencia asumirán el control de cualquier situación de forma proactiva a menos que un líder asertivo les haga creer lo contrario. Así pues, ya tienes más información sobre los pros y contras del Mastín Tibetano.

Deja un comentario